El análisis de la eliminación de Alemania.

241 0

La inédita eliminación de Alemania en fase de grupos nos sorprendió a todos. A pesar de ser inexplicable para muchos, acá decidimos hacer el análisis de cada uno de sus partidos. Atentos porque, según nuestras conclusiones, la Selección Mexicana de fútbol fue crucial en este rotundo fracaso de los alemanes. Disfruten la lectura y no duden en dejarnos sus comentarios en nuestras redes.

Alemania perdió en lo mental.

Las razones principales pasan por lo mental. Desde la derrota frente a México, Alemania no pudo recuperar la confianza en sí misma ni su mejor versión futbolística. Y es que no fue sólo el resultado, sino también la forma. De principio a fin, la selección azteca superó a los alemanes. Fue tanta la superioridad de los mexicanos, que uno de los referentes del combinado teutón, Toni Kroos perdió la cabeza y la orientación por lapsos del partido. Esto se debió a que, en todos los duelos individuales frente a Héctor Herrera, el futbolista del Real Madrid se vio ampliamente superado.

México fue la primer selección en dar un golpe de knockout a los campeones del mundo. Y eso, aunado a la falta de pegada de sus delanteros y su mal análisis táctico de los rivales, los temrinó condenando.

La eliminación táctica y futbolística.

Ahora, ¿qué pasa si a los alemanes les quitas su increíble mentalidad y su insaciable sed de triunfo? Bueno, pues te queda un equipo con mucha calidad técnica, pero con poca flexibilidad táctica. Alemania se volvió un equipo predecible y hay que decirlo. Su sistema, un 4-2-3-1 cantado, fue fácilmente anulado debido a la falta de explosividad y creatividad de sus extremos. Creatividad y chispa que dejó fuera del Mundial con Leroy Sané y de las cuales prescindió en Rusia dejando en la banca tanto tiempo a Julian Brandt.

A esto, hay que sumarle el mal momento de varios de sus referentes. Hummels y Boateng están lejos de la versión que los llevó a ser campeones del mundo hace 4 años. Los años empiezan a pesarle a Khedira. El contención de Alemania se notó cansado en lapsos de partido y esto provocó que no hiciera acompañamientos defensivos. Mesut Özil se metió a la inercia de su actual equipo, el Arsenal. Y jugadores como Thomas MüllerTimo WernerJoshua Kimmich no terminaron por pesar.

La realidad es que, a pesar de que Alemania sigue siendo un equipo poderoso, su incapacidad de analizar tácticamente a los rivales y su poca flexibilidad táctica terminó por jugarles en contra. México mostró el camino y, aprovechando la hemorragia, Corea del Sur dio el golpe final.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *