Con Padella Picnic vas a tener un picnic de ensueño.

199 0

El picnic es una tradición europea que data de la Edad Media. En esa época, cazar era una actividad característica de las clases más altas. Posteriormente, era bien visto compartir los que se cazaba en comidas campestres. La palabra, por otro lado, proviene del francés pique-nique. Este término se utilizó en Francia a mediados del siglo XVII para referirse a las personas que llevaban su propio vino a las reuniones.

Hoy en día, el picnic es una actividad familiar y de cualquier clase. Es especialmente común en los suburbios de las ciudades, pues es más fácil hallar un lugar ad hoc a la actividad. Sin embargo, aún en el corazón de las ciudades podemos encontrar espacios verdes que se presten para una comida al aire libre. En la CDMX, por ejemplo, tenemos el Bosque de Chapultepec, el Bosque de Aragón o las varias reservas naturales. Aún así, el ajetreo de la ciudad y el estrés vuelve complicado que nos demos el tiempo de practicar dicha actividad.

Un picnic con Padella.

Padella es un restaurante elegante inspirado en la época de los 50 y en la corriente artística Art Decó. Sus platillos son de sabores caseros y frescos, preparados con recetas de la gastronomía francesa, italiana y española. Además de ello, ofrecen un atractivo interesante. Y es que Padella se encarga de facilitar la tarea del picnic para todos los que vivimos en la ciudad. Por ello, crearon el Padella Picnic.

La experiencia incluye una canasta de picnic con todo lo necesario para disfrutar de un día de campo. En la canasta incluyen copas, cubiertos, platos, sacacorchos, servilletas, mantel y uno de dos menús a elegir. Los dos incluyen fruta, ensalada, burrata con arúgula, pastel y sándwiches. El pastel y los sándwiches varían según el sabor y las opciones que elijas. La diferencia entre los dos menús radica en los sándwiches, el sabor del pastel, el vino y, por supuesto, el precio.

Sea como sea, con el Padella Picnic no hay pretexto para no vivir un día de campo en familia o en pareja. ¿Cómo ves? ¿Te atreves a vivirlo?

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *