¿Conoces estos 5 tipos de mezcal?

369 2

Todos los mexicanos nos hemos deleitado con un buen trago de mezcal. Y, antes de platicarte cuáles son los tipos de mezcal más famosos, te contaré un poco de su historia. Esta bebida tiene su origen en el siglo XVI. Se cree que los españoles introdujeron el proceso de destilación del agave, esta planta suculenta de la subfamilia Agavoideae.

En términos mitológicos, se cree que el mezcal tuvo su origen tras la caída de un rayo que, al golpear fuertemente un agave, creó la primera tatema. Esta bebida por mucho tiempo se consideró símbolo de poder y distinción entre clases. De ahí que el mezcal sea considerado el “Elixir de los Dioses”.


“Para todo mal, mezcal, para todo bien también.”


La palabra mezcal fue otorgada hace unos 400 años. Su nombre se debe básicamente al proceso de destilación que se obtenía de la fermentación de cabezas de maguey o agave, lo que en náhuatl mexcalli significa “maguey cocido”.

Es muy común encontrar una gran variedad de mezcales, y esto se debe principalmente a su proceso de destilación y a los frutos o hierbas que se le agreguen, lo que genera que el sabor sea diferente.

¿Cuántos tipos de mezcal existen?

1. Blanco o Joven

Este tipo de mezcal es una excelente opción para quienes realmente les gusta el mezcal. Es incoloro, translúcido y no está sujeto a ningún tipo de proceso posterior. Es una muy buena opción para probar su verdadera esencia y su sabor.

2. Madurado en Vidrio

Al igual que el mezcal reposado, es uno de los mezcales que ha sido almacenado durante un periodo de más de 12 meses. Sin embargo, el proceso se desencadena en un envase de vidrio y debe colocarse bajo tierra, en un espacio con poca luz, temperatura y humedad.

3. Reposado

Aquí es donde todo comienza a ponerse interesante. Para que el mezcal se considere como reposado, tiene que pasar de 2 a 12 meses en recipientes de madera, o barricas. Estos recipientes deben asegurar que el mezcal garantice su inocuidad. Es decir, que a pesar de que el tiempo pase, el mezcal se encuentre en condiciones excelentes para su consumo.

4. Añejo

Como los mejores whiskys, vinos o coñacs, el mezcal también se añeja. Este tipo de mezcal debe permanecer más de 12 meses en barricas de roble blanco. Con el paso del tiempo, el mezcal comienza a tener mayor cuerpo, suavidad y sabor.  ¿Apoco no se te antojó uno?

5. Abocado

Si a ti te gusta darle un poquito de sabor al mezcal, esta clase es para ti. A estos se les agregan ingredientes extras para darle una experiencia distinta en el paladar. Esto, usando la famosa sal de gusano, damiana (una planta afrodisíaca), limón, miel, naranja, mango y muchos otros ingredientes.

 

Ahora que sabes de dónde proviene el mezcal y cuáles son sus diferentes tipos, ya puedes probar algunas experiencias con este famoso destilado mexicano. Por suerte para la causa, nuestros amigos de la Taberna Luciferina ofrecen un increíble trago de mezcal con veneno de tarántula que tienes que probar sí o sí. Visítalos y nos platicas qué tal.

Related Post

There are 2 comments

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *