Los dulces que todo mexicano ha probado alguna vez en su vida.

112 0

Los dulces mexicanos son una maravilla y eso lo saben en todo el mundo. De hecho, hablar del dulce en México, muchas veces es hablar de nuestra infancia. Y es que, aunque hay algunos pocos que varían, existen dulces que todos, chicos o grandes, hemos probado alguna vez. Para recordar un poco nuestros días como niños, me propuse escribir un artículo con los dulces que todos los mexicanos hemos probado. Espero que les guste.

Los dulces mexicanos más comerciales.

  • Empezaremos con uno de mis favoritos. Los pulparindos son pequeñas tiras de pulpa de tamarindo, -obviamente- azúcar y chile molido, entre otros ingredientes. Lo rico/destacable del pulparindo, es que combinaba en un sólo dulce 4 sabores distintos: dulce, salado, picante y ácido. Eventualmente, se sacó una versión con envoltorio rojo, que en teoría era más picante. Como sea, es una delicia y una experiencia al paladar.
  • En el segundo lugar se encuentra uno de los más queridos por todos. Es tanto el amor por el mazapán, que inclusive a llegado a las heladerías y a algunas reposterías. Pero, los que lo comimos en su presentación tradicional, sabemos que no hay nada más difícil que abrirlo sin romperlo. Su sabor es una mezcla de cacahuates tostados, azúcar, vainilla y un poco de amaranto.
  • Otro de nuestros favoritos es el pelón pelo rico. En lo personal, era súper fan de darle forma a las tiras de tamarindo como si fueran cabello. Su sabor era un poco más monótono que el del pulparindo, aunque sí que tenía notas saladas y picantes. Aunque ya existen muchísimas presentaciones de este icónico dulce, muchos seguimos recordando con nostalgia la presentación tradicional con su característico color verde.

Los dulces más artesanales.

Aunque nosotros tenemos nuestros dulces tradicionales, nuestros abuelitos tenían otros. Si no me creen, pregúntenles cuáles eran los dulces que ellos consumían de niños. Aquí abajo te dejaré algunos.

  • Las palanquetas son uno de los dulces favoritos de mi mamá. Estas son preparadas comúnmente de cacahuate, aunque también pueden ser de semillas de calabaza, ajonjolí, nuez y pasas. Están unidas a través de miel de piloncillo, lo que les da su dureza característica.
  • Otro de los favoritos son los borrachitos. Estas gomitas están preparadas a base de leche y harina con un piquete de vino y cubierta de azúcar. Según investigué, surgieron en la época colonia, gracias a que las monjas los hacían como agradecimiento a sus benefactores.
  • Y, de los dulces de antaño, mis favoritas son las cocadas. Se preparan con una masa a base de coco rallado y leche horneada. Su sabor es súper dulce, aunque pocas veces empalagoso. Si no la han probado, de verdad que deben hacerlo. Son riquísimas.

Especialistas en dulces artesanales.

Hace poco, visitamos a unos especialistas en dulces mexicanos. Dulce Almacén tiene todo lo que necesitas en dulces, dándoles a su vez un giro artesanal con sabores increíbles e inimaginables. Si no los conoces, puedes visitarlos dentro del Mercado Roma. También ofrecen paletas con piquete de alcohol que simplemente son deliciosas. ¡Visítalos!

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *